Google+

Principales síntomas de la demencia

La demencia es una serie de síntomas que pueden ocurrir debido a una variedad de enfermedades posibles. Los síntomas de demencia incluyen alteraciones en el pensamiento, la comunicación y la memoria.

Quien presenta problemas de memoria, no debe de concluir inmediatamente que se trata de demencia. Una persona necesita tener al menos dos tipos de impedimentos que interfieren significativamente con la vida diaria para recibir un diagnóstico de demencia.

Además de la dificultad para recordar, la persona también puede experimentar impedimentos en el idioma, la comunicación, la atención y el razonamiento.

A continuación vamos a considerar, uno por uno, los principales síntomas de la demencia.

 

Cambios en el estado de ánimo

Un cambio en el estado de ánimo también es común con la demencia. Si tienes demencia no siempre es fácil reconocer esto en ti mismo, pero puedes notar este cambio en otra persona. La depresión, por ejemplo, es típica de la demencia temprana.

Junto con los cambios de humor, también puede haber un cambio en la personalidad. Un tipo típico de cambio de personalidad que se ve con la demencia es pasar de ser tímido a ser extrovertido. Esto es porque la enfermedad a menudo afecta al juicio.

 

Apatía

La apatía comúnmente ocurre en la demencia temprana. Una persona con síntomas podría perder interés en pasatiempos o actividades. Puede que no quieran salir más o hacer algo divertido. También pueden perder el interés en pasar tiempo con amigos y familiares y pueden parecer emocionalmente planos.

 

Cambios sutiles a corto plazo de la memoria

Los problemas con la memoria pueden ser un síntoma temprano de demencia. Los cambios son a menudo sutiles y tienden a involucrar la memoria a corto plazo. Una persona mayor puede recordar eventos que ocurrieron hace años, pero no recuerdan lo que desayunaron.

Otros síntomas de los cambios en la memoria a corto plazo incluyen olvidar dónde dejaron un artículo, esforzarse por recordar por qué entraron a una habitación en particular u olvidar lo que se suponía que debían hacer en un día determinado.

 

Dificultad para encontrar las palabras correctas

Otro síntoma temprano de la demencia es la dificultad para comunicar pensamientos. Una persona con demencia puede tener dificultades para explicar algo o encontrar las palabras adecuadas para expresarse. Tener una conversación con una persona que tiene demencia puede ser difícil, y puede llevar más tiempo de lo habitual para concluir.

 

Dificultad para completar las tareas normales

Un ligero cambio en la capacidad para completar tareas normales puede indicar que alguien tiene demencia temprana. Esto generalmente comienza con dificultad para realizar tareas más complejas.

También pueden tener dificultades para aprender cómo hacer cosas nuevas o seguir nuevas rutinas.

 

Dificultad para seguir historias

Este problema es un síntoma temprano clásico. Así como el encontrar y usar las palabras correctas se vuelve difícil, las personas con demencia a veces se olvidan del significado de las palabras que escuchan o luchan por seguir las conversaciones o los programas de televisión.

 

Confusión

Una persona en las primeras etapas de la demencia a menudo puede confundirse. Cuando la memoria, el pensamiento o el juicio decaen, puede surgir confusión ya que ya no pueden recordar las caras, encontrar las palabras correctas o interactuar con las personas normalmente. La confusión puede ocurrir por una serie de razones y aplicarse a diferentes situaciones.

 

Mal sentido de la orientación

El sentido de la orientación y la orientación espacial comúnmente comienza a deteriorarse con el inicio de la demencia. Esto puede significar no reconocer puntos de referencia que alguna vez fueron familiares y olvidarse de las direcciones usadas regularmente. También se vuelve más difícil seguir una serie de instrucciones e instrucciones paso a paso.

 

Ser repetitivo

La repetición es común en la demencia debido a la pérdida de memoria y los cambios generales de comportamiento. La persona puede repetir las tareas diarias, como afeitarse, o puede recoger objetos obsesivamente.

Puede ocurrir, también, que repitan las mismas preguntas en una conversación después de haber sido respondidas.

 

La experiencia que se vive en las primeras etapas de la demencia puede causar miedo. De repente, no pueden recordar a las personas que conocen ni seguir lo que otros dicen. No pueden recordar por qué fueron a la tienda y se pierden de camino a casa.

Es, por esta razón, que posiblemente anhelen la rutina y tengan miedo a probar nuevas experiencias. La dificultad para adaptarse a los cambios es también un síntoma de la demencia temprana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catala

Síguenos en:

Suscríbete a nuestro canal en YouTubewhite-separatorSíguenos en Google+white-separatorSíguenos en Facebook



ARCHIVO