Google+

Notícias

El fenómeno de la «mayorescencia»

Esta semana en “És gran ser gran” empezamos el programa hablando de un nuevo “fenómeno”, el cual la palabra que lo describe nos resulta familiar. Se trata de la “mayorescencia”.

A muchos este nombre nos recuerda a ese periodo de nuestra vida tan fantástico como es la adolescencia.

Este nuevo fenómeno de la “mayorescencia” define una nueva etapa de la vida en la que los mayores de 65 años ya no se comportan como hace décadas atrás. Para los “mayorescentes”, que cada vez son más respecto a la población mundial es necesario mejorar los espacios públicos y sociales, los sistemas productivos y demás ámbitos en su radio de interacción.

En definitiva como explicamos en el programa, cada vez hay más gente mayor, que vive más y mejor que antes. Estas personas necesitan y reclaman que el mundo esté un poco más hecho para ellos. No debemos olvidar que donde ellos están hoy, nosotros estaremos mañana.

Empezando con las entrevistas de esta semana, nos acompañaron Carmen Ocón, directora de la residencia Sol y natura de Corbera de Llobregat y Carmen Fernandez, una residente.

Con la directora de Sol y Natura hablamos de donde esta situada su residencia y lo sencillo que es llegar a ella con transporte público, concretamente en auto bus, ya que te deja en la misma puerta.

Carmen Ocón también nos explicó cuantas plazas tienen y de que tipo y como se distribuye un poco el centro. Lo más interesante fue que nos explicara la gran variedad de actividades que hacen y que están a disposición de sus residentes para todo aquel que quiera participar.

Una actividad de las que más destacó fue el huerto urbano del que disponen en el centro así como los talleres de cocina.

Por último con ella también hablamos de la visita que recibieron hace unos años de la FATEC (la federación catalana de entidades de gente mayor).

En esta visita fueron a la residencia algunas personas mayores externas a valorar todo lo que vieron durante el tiempo que estuvieron allí y elaboraron un informe con su opinión acerca de lo observado.

La directora de Sol y Natura valoró muy positivamente esta experiencia.

residencia sol i natura

Luego vino el turno de Carmen Fernández, la residente, quien lleva un día durmiendo en la que es su nieva casa. Antes por eso ,había estado un año y medio yendo al centro de día dela residencia y estaba esperando con gran fervor, como demuestran sus palabras, el poder tener plaza pública en la residencia. Y es que Carmen explicó con gran énfasis y alegría todo todas las actividades y otros temas relacionados con la residencia.

Más tarde, después de la consulta del trabajador social y la bolsa de empleo, dedicamos el último tramo del programa a iniciar un debate acerca de hasta cuando las personas mayores deberían conducir.

Empezamos el debate conociendo las opiniones de Carmen Ocón y Marc Rius, colaborador del programa, para luego dar una serie de datos acerca del número de estos de conductores en España, su estado físico y cognitivo valorado por psicólogos y su siniestralidad, entre otros.

Con todos estos datos y alguno más aportado posteriormente, seguimos valorando este hecho tan cotidiano en nuestro día a día en base a nuestra opinión y experiencia.

Desde inforesidencias y És gran ser gran” queremos agradecer la participación de Carmen Ocón y Carmen Fernández de Sol y Natura en el programa. Ha sido un placer escuchar como se trabaja y se vive en vuestra residencia.

 


Se puede acceder al podcast del programa desde aquí.

 

Causas y prevención de fracturas de cadera en ancianos

Las personas mayores corren un alto riesgo de caídas, lo que puede provocar fracturas en la cadera. Suelen caer porque pierden su coordinación, tienen dificultad con su vista y tienen dificultades con su equilibrio.

Cuando caen, tienden a tener una mayor frecuencia de fracturas debidas a osteoporosis y a que sus huesos son más débiles.

Los factores de riesgo

Osteoporosis: Esta enfermedad hace que los huesos se debiliten, haciéndolos más susceptibles a la fractura. En los Estados Unidos, se calcula que 10 millones de personas ya tienen osteoporosis y el 80% de las afectadas son mujeres. En esta población, las fracturas de cadera pueden ocurrir durante simples actividades de carga de peso.

Género: Las mujeres pierden densidad ósea más rápidamente que los hombres debido a una disminución en los niveles de estrógeno después de la menopausia.

Herencia: Personas de huesos pequeños, caucásicos y los asiáticos tienen un mayor riesgo de sufrir de osteoporosis.

Nutrición: Una nutrición deficiente en la infancia aumenta el riesgo de fractura de cadera. Los trastornos alimentarios como la anorexia nerviosa y la bulimia dañan los huesos.

Consumo de tabaco y alcohol: Fumar y beber demasiado puede conducir a la pérdida ósea.

Medicamentos: Tomar cuatro o más medicamentos a la vez o tomar cualquier medicación psicoactiva son factores de riesgo fractura de cadera de ancianos.

Ambiente doméstico: Las alfombras y los cables eléctricos son peligros para producir tropezones, al igual que la falta de barandillas de escaleras, muebles inestables y la poca iluminación.

Condiciones médicas: Las siguientes condiciones pueden aumentar el riesgo de fractura de cadera de ancianos, ya sea a través de la pérdida ósea o aumentando el riesgo de caídas: trastornos endocrinos, como la diabetes tipo 1; desórdenes gastrointestinales; trastornos reumatoides; reposo prolongado en cama o inmovilidad; trastornos del sistema nervioso tales como enfermedad de Parkinson o esclerosis múltiple; la demencia; y la depresión.

Signos y síntomas de la fractura de cadera de ancianos

La mayoría de las veces, una persona sabe de inmediato que se ha roto la cadera. Por ejemplo, Alicia Sanz fue incapaz de ponerse de pie y fue descubierta por su hijo que la visitó para pasar el día con ella.

Por lo general, el dolor severo se siente en las áreas de la cadera o la ingle y la persona no puede caminar. Otros síntomas incluyen rigidez, contusiones o inflamación en el área de la cadera.

La pierna en el lado afectado puede parecer más corta que la otra o girar hacia fuera. Si la cabeza del hueso de la cadera está en el cuello del hueso de la cadera, la persona podría no saber que tiene una fractura de cadera, ya que esta ruptura puede ser menos dolorosa.

Debido a que las fracturas de cadera en los ancianos pueden poner en peligro su vida, asegúrate de que tu ser querido se dirija a un hospital inmediatamente. La cirugía para arreglar la fractura generalmente se realiza en 24 horas.

El médico examinador puede diagnosticar una fractura de la cadera simplemente a partir de los síntomas, pero una radiografía o resonancia magnética verificará la ruptura y mostrará el tipo de fractura.

Tratamiento: cirugía para la fractura de cadera de ancianos

Hay dos tipos principales de fracturas de cadera, y las personas mayores casi siempre se someten a cirugía para repararlas:

Fractura del cuello femoral
El cuello femoral está justo debajo de la bola (o cabeza) de la articulación de la cadera. Debido a que este tipo de fractura disminuye y puede a veces detener el flujo de sangre a la parte rota del hueso, la cirugía casi siempre se hace para corregirla. El reemplazo parcial de cadera, denominado hemiartroplastia, reemplaza la bola y el cuello femoral con una prótesis metálica, generalmente hecha de acero inoxidable o aleación de cromo-cobalto. Mientras que el paciente está bajo anestesia general o espinal, el cirujano hace una incisión. Se quita la cabeza rota y el cirujano limpia el cartílago y daña el hueso de la base de la cadera. El nuevo zócalo, que incluye una bola y vástago, se cimenta en su lugar. Los músculos y tendones se colocan alrededor de la prótesis y la incisión se cierra. Si el paciente tiene artritis o una lesión previa que ha dañado la articulación y son fisiológicamente sanas, se puede realizar un reemplazo total de cadera para una fractura del cuello femoral.

Fractura de la región intertrocantérica
Justo debajo del cuello femoral, aquí es donde el hueso del muslo se extiende. La fractura se extiende entre dos protuberancias llamadas trocánteres. Mientras que el paciente está bajo anestesia general o espinal, el cirujano hace una incisión en el lado del muslo. Los huesos del paciente son manipulados para corregir su posición. Un tornillo grande llamado un clavo de la cadera se coloca a lo largo de la rotura y para arriba en la cabeza femoral. Este tornillo se sujeta a una placa de metal que se fija al exterior del muslo usando varios tornillos más pequeños. Esta placa y tornillo ayuda a los huesos a sanar, comprimiéndolos para que crezcan juntos.

Un tercer tipo de rotura, llamada fractura asubtrocantérea, se produce en el hueso del muslo o el fémur y es bastante rara. La reparación quirúrgica es similar al sistema de placa y tornillo utilizado en las fracturas intertrocantéricas, aunque el período de recuperación es mucho más largo.

Prevención de la fractura de cadera en personas mayores

Idealmente, se pueden prevenir las fracturas de cadera en los ancianos. Las personas que se han roto una cadera también tienen una buena oportunidad de caer de nuevo. Tú puedes ayudar a que esto no ocurra asegurándote de que el ambiente familiar de tu ser querido sea seguro, además de confirmar que se mantiene lo más saludable posible.

Hogares, centros de rehabilitación y residencias de ancianos todos deben estar a prueba de caídas. Aquí incluímos las siguientes recomendaciones:

  • La iluminación no debe ser demasiado tenue o demasiado directa y los interruptores de luz deben ser accesibles.
  • Las alfombras deben de desaparecer del las zonas de paso de un anciano.
  • Los baños deben tener una silla para bañarse y suelo antideslizante, las barras de agarre deben colocarse donde sea necesario y el asiento del inodoro debe ser lo suficientemente alto para facilitar a la persona mayor sentarse y levantarse.
  • Las sillas deben ser estables (sin ruedas) y tienen que tener apoyabrazos.
  • Los artículos de cocina que se utilizan con frecuencia deben estar al nivel de la cintura o en los estantes bajos, una alfombra de goma debe colocarse delante del fregadero y cera antideslizante debe ser utilizada en el suelo.
  • Las escaleras necesitarán pasamanos y los escalones no deben ser resbaladizos.

 

El sueño en la tercera edad

En general, a medida que cumplimos años, los patrones de sueño tienden a cambiar; la mayoría de personas encuentran dificultades para conciliar el sueño y además, sienten que se despiertan más frecuentemente, y todo ello está relacionado con el avance de los años.

Al hacernos mayores, tenemos la sensación de que dormimos menos y que estamos más tiempo despiertos, pero esto realmente está asociado a las distintas fases del sueño, que veremos más adelante.

Algo importante a tener en cuenta es la fuerte relación que han encontrado diversos estudios entre alteraciones en el estado de ánimo y problemas en el sueño.

Las fases del sueño

A lo largo de la noche, vamos pasando por ciclos de sueño que tienen una duración aproximada de 90 minutos. Estos ciclos se dividen en dos partes: sueño NO REM, que a su vez se divide en cuatro fases y sueño REM.

  • La fase I del sueño NO REM es una mera transición entre estar despierto y estar dormido.
  • La fase II tiene lugar 10 minutos después de la anterior, aproximadamente. Es un momento en el que la persona se encuentra profundamente dormida, en cambio, si se le despierta, muy posiblemente diga que no lo estaba.
  • Las fases III y IV son las del sueño profundo, que comienzan aproximadamente 15 minutos después de las anteriores; es cuando el cuerpo se recupera.
    Transcurridos aproximadamente 45 minutos del comienzo del sueño, la actividad cerebral cambia y comienza la fase denominada sueño REM o Movimientos Oculares Rápidos, en la que aparecen los ensueños, con una estructura narrativa y en la que los acontecimientos se desarrollan como si fuera una historia. Es la fase en la que soñamos.

En general, la mayor parte del sueño profundo se concentra en el primer tercio de la noche. A partir de este momento, el sueño es en mayor medida sueño REM.

Parece que ha llegado el momento de responder a la pregunta que dejamos abierta en la primera parte,

¿Por qué al hacernos mayores tenemos la sensación de estar más tiempo despiertos?

El motivo es que con el avance de los años, el tiempo que pasamos en sueño profundo (fases III y IV) es menor, lo que en muchas ocasiones, está asociado a problemas biológicos como la necesidad de ir al baño, el dolor asociado a una enfermedad crónica o problemas de ansiedad.

Con todos estos cambios, el resultado es que en las personas mayores, el sueño no es suficiente para restaurar el cuerpo del desgaste sufrido durante todas las horas en que hemos estado despiertos, por lo que aumenta el sueño durante el día, la fatiga y por lo tanto, el número de siestas diurnas.

Y no vayamos a pensar que hace falta llegar a edades muy avanzadas para sufrir estos cambios, puesto que comienzan a aparecer entre los 35 y los 50 años.

¿Cómo nos afecta la falta de sueño?

No dormir el tiempo necesario para restaurarnos causa importantes consecuencias que disminuyen la calidad de vida de la persona:

  • A nivel cognitivo, aparecen problemas de atención y concentración, el tiempo de respuesta es más lento y se altera el funcionamiento del día a día.
  • A nivel psicológico, se puede notar un empeoramiento del estado de ánimo y, principalmente, que aumenten los síntomas de ansiedad.
  • A nivel físico, vamos a notar una pérdida de la energía durante el día.

Algunas recomendaciones a tener en cuenta:

  • Asegúrate que los problemas para dormir no son secundarios a otro problema como ansiedad, dolor crónico, etc.
  • Evita estimulantes como la cafeína durante 3 o 4 horas antes de acostarse. También hacer ejercicio físico intenso o actividad mental.
  • Haz ejercicio de forma moderada por las tardes.
  • No comas alimentos proteicos o grasas por la noche. Toma una cena ligera y no te acuestes con hambre o sed.
  • Trata de acostarte a la misma hora todas las noches y despertarte a la misma hora cada mañana.
  • Establece unas rutinas pre-sueño regulares para indicar que se acerca el momento de irse a la cama.
  • Utiliza la cama solamente para dormir, no para otras cosas como leer o ver la televisión.
  • Si no puedes conciliar el sueño tras 20 minutos, levántate y haz una actividad en silencio como leer o escuchar música.
  • Evita las siestas mayores de 20 minutos. Si sufres insomnio, evita dormir durante el día.
  • Procura tener una habitación oscura, sin ruido, bien ventilada y con una temperatura entre 18 y 22 ºC.

 

Consejos para evitar un golpe de calor en los mayores

El clima caluroso es peligroso y los mayores son particularmente propensos a su amenaza, es muy habitual sufrir un golpe de calor y agotamiento en mayores que no toman precauciones.

Los golpes de calor en la tercera edad y el agotamiento por calor son un problema real y más en ciudades como Madrid, Sevilla, Murcia y otras tantas de la geografía española. De hecho, un reciente estudio del Centro Médico de la Universidad de Chicago encontró que el 40% de las muertes relacionadas con el calor en los Estados Unidos estaban entre personas mayores de 65 años.

Hay varias razones para la vulnerabilidad del calor de los ancianos. La capacidad de las personas para notar cambios en su temperatura corporal disminuye con la edad. Muchas personas mayores también tienen condiciones de salud subyacentes que los hacen menos capaces de adaptarse al calor.

Además, muchas medicinas que toman los mayores pueden contribuir a la deshidratación. Afortunadamente, algunas precauciones simples son todo lo que se necesita para mantener la seguridad. A continuación publicamos algunas pautas para mantener la seguridad en periodos calurosos.

Consejos para evitar un golpe de calor

Beber muchos líquidos.

La deshidratación es la raíz de muchos problemas de salud relacionados con el calor. Se deben beber mucha agua o zumos, aunque el anciano no tiene sed. Pero recuerda evitar bebidas alcohólicas o con cafeína, ya que en realidad pueden contribuir a la deshidratación.

Llevar ropa apropiada, fresca y que permita traspirar es sufrir para no sufrir un golpe de calor en la tercera edad.

Un viejo refrán sueco dice, “no existe el mal tiempo, solamente ropa inadecuada.” Cuando haga calor, hay que usar ropa de color claro, ligera y suelta y, a ser posible, un sombrero de ala ancha.

Permanecer en el interior de la vivienda durante las horas de mediodía.

Durante los períodos de calor extremo, el mejor momento para hacer recados o estar al aire libre es antes de las 10 de la mañana o después de las 18:00 horas, cuando la temperatura tiende a ser más fresca.

Tómalo con calma, en época estival los mayores deben relajarse y vivir tranquilos, sin estrés.

Evitar el ejercicio y la actividad extenuante, particularmente al aire libre, cuando hace mucho calor previene sufrir un golpe de calor.

Estar al tanto de los avisos meteorológicos y las previsiones de temperatura, especialmente cuando se publican alertas por calor.

Cuando hay mucha humedad en el aire (alta humedad), la capacidad del cuerpo para enfriarse a sí mismo a través del sudor se ve afectada. El índice de temperatura indica la humedad y la temperatura para aproximarse a cómo se siente realmente el clima. El índice actual del calor se puede encontrar en todas las Web populares del tiempocomo AEMET, y también se anuncian generalmente en informativos locales del tiempo de la televisión y de la radio durante las épocas calurosas.

Es preferible estar en ambientes refrigerados por aire acondicionado.

Los ancianos cuyas casas no tienen aire acondicionado deben considerar la posibilidad de encontrar un lugar con aire acondicionado para pasar el tiempo durante épocas de calor extremo.

Los centros sociales de barrio, el centro comercial, la biblioteca o el cine son opciones populares. Durante las olas de calor, muchas ciudades también crean “centros de refrigerados”, lugares públicos con aire acondicionado, para personas mayores y otras poblaciones vulnerables. Las personas de la tercera edad sin acceso conveniente a cualquier lugar con aire acondicionado deben considerar una ducha o un baño frío de manera regular.

Es importante conocer las señales de advertencia que genera nuestro propio organismo sobre enfermedades relacionadas con el calor.

Mareos, náuseas, dolor de cabeza, latidos cardíacos rápidos, dolor en el pecho, desmayos y problemas respiratorios son señales de advertencia de que se debe buscar ayuda inmediatamente.

 

Plazas públicas gratuitas para centro de día disponibles

En este momento tenemos disponibles de algunas plazas públicas gratuitas para centro de día.

Las plazas son gratuitas para usuarios con cualquier grado de dependencia (I, II y III)

Nuestro centro de día ofrece los siguientes servicios que podemos dividir en:

 

SERVICIOS DE CARÁCTER BÁSICO

Seguimiento y prevención de las alteraciones de la salud, a través de nuestro servicio médico y de enfermería.

Cocina propia, incluyendo las siguientes comidas: desayuno, comida y merienda, con cena opcional. El equipo de nutrición, dietista y responsable higiénico sanitàrio, innovan para que la dieta no sólo sea sana y equilibrada, sino también variada, sabrosa y nutritiva. Nos adaptamos a las diferentes intolerancias y tipos de dietas, ofrecemos un menú nutritivo con el correcto aporte calórico necesario. Además, los menús se van alternando cada 6 semanas, y adaptando a la estación del tiempo en que nos encontremos.

Atención personal en las actividades de la vida diária:

  • Higiene personal, y una ducha semanal, con opción a ducha diaria.
  • Readaptación funcional y social.

Fomentamos la recuperación de las hábitos y la autonomía a través del equipo de técnicos, entre los que se incluye, el fisioterapeuta, el terapeuta ocupacional, la educadora social y el psicólogo, cuyas funciones favorecen la recuperación y el mantenimiento de la autonomía personal y social.

 

SERVICIOS COMPLEMENTARIOS

  • Fomentamos la dinamización sociocultural (celebraciones de cumpleaños, fiestas, cinefórum…)
  • Llevamos a cabo activitades lúdicas y de ocio, como excursiones.
  • Soporte personal, social y familiar.
  • Celebración de misas y eucaristías.
  • Horticultura y terapia con animales.

 

SERVICIOS DE CARÁCTER OPCIONAL

  • Peluquería.
  • Podología.
  • Transporte adaptado de la Cruz Roja.

 


 

Falta de cobertura a más de 400.000 personas dependientes en todo el territorio español.

La Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales de España, según su Presidente, el Sr. José Manuel Ramírez, denuncia recientemente que “se necesitarían 16 años para atender al completo la lista de espera con la tendencia que se marca en los datos oficiales del primer trimestre del año”.

falta-cobertura-400000-dependientes-espana

Actualmente son más de 400.000 las personas que han sido valoradas y reconocidas con un grado de dependencia, y que se encuentran sin recibir ningún tipo de prestación o servicio, pese a tener tales derechos reconocidos legalmente, que representan el 34% de los potenciales beneficiarios del Sistema de Atención a la Dependencia (SAAD). En la cruda realidad esta circunstancia se traduce que durante el año 2.015 hayan llegado a morir más de 45.000 personas en dicha situación.

La citada Asociación añade que en estos últimos años “el sistema ha recibido un inmenso varapalo jurídico y financiero, que ha recaído sobre las personas en situación de dependencia, sobre sus familiares y también sobre la administraciones territoriales obligadas a la gestión y que se ven imposibilitadas para incrementar y mejorar las atenciones al ritmo requerido…»

En los últimos tiempos no se está reduciendo la lista de espera de las personas dependientes como consecuencia de un incremento de las prestaciones y servicios del SAAD, sino que ello se ha debido a diversos factores:

a) Causas administrativas (tardanza en la tramitación de expedientes, duplicidades, caducidades o renuncias).

b) Aplicación de nuevos baremos a la hora de valorar a las personas dependientes, como por ejemplo, la supresión de los dos Niveles que existían en Cataluña dentro de cada Grado de Dependencia. Resulta paradójico, pero en los últimos años ha crecido el número de personas valoradas que no han obtenido grado.

c) El fallecimiento del titular del derecho mientras se encontraba en lista de espera, es decir, de la persona dependiente que había sido valorada y a la que legalmente se le había reconocido el derecho, y que todavía se encontraba en lista de espera sin llegar a recibir ninguna prestación, lo que se ha venido a denominar el “limbo de la Dependencia”.

Respecto al ligero incremento de los servicios esgrimido desde las Administraciones Públicas, ello obedece, más que a un real aumento de los servicios y/o prestaciones, a el incremento del copago o aportación económica de los beneficiarios del sistema, y a la reducción de las prestaciones económicas destinadas a los cuidadores no profesionales.

Por último, desde la “ASSOCIACIÓ ACAD”, de la que forma parte la Residència Sol i Natura, creemos que invertir en un mejor sistema que permita apoyar en su vida cotidiana a las personas dependientes, que posibilite conciliar a las familias, que genere empleo e importantes retornos a las arcas públicas, y que se base en inequívocos principios de justicia y de solidaridad recíproca, es una de las medidas más inteligentes y demandadas que podrían tomar el Gobierno Central y los Autonómicos actualmente.

.


 

Celebración de la 12a Semana de la Gent Gran

Desde el 28 de septiembre hasta el 4 de octubre Corbera ha celebrado la 12a Semana de la Gent Gran con una serie de actividades que han servido para dar visibilidad a un colectivo muy numeroso y también muy activo en nuestro municipio.

Como conclusión, disfrutamos de una comida con baile donde se ofreció un emotivo homenaje a las personas mayores, del que participó Residència Sol i Natura.

Dejamos un enlace al número de octubre de la Revista de información municipal L’Avançada, de Corbera de Llobregat, donde se dan más detalles del evento.

portada-revista-avancada-corbera-llobregat

.


Restablecimiento de las Prestaciones económicas Vinculadas al Servicio de Residencia (PEVS) a las personas con un Grado II reconocido de dependencia.

yaya-feliz

La esperada reapertura de las ayudas económicas a las personas que ocupan una plaza privada de residencia mientras están apuntadas a una lista de espera para plaza pública, que se denominan Prestaciones Económicas Vinculadas al Servicio de residencia (PEVS), se produjo el viernes 27 de marzo, para aquellas personas con dependencia severa que cumplan los requisitos establecidos en el orden BSF / 339/2014, es decir, que disfruten de un Grado II.

El importe máximo que la Secretaría de Inclusión Social y de Promoción de la Autonomía Personal (SISPAP) aportará por las PEVS de grado II será de 426,12 euros, con carácter retroactivo desde el 25 de noviembre de 2014, si la persona ya figuraba ingresada en el centro en esa fecha.

La reapertura de las PEVS a los dependientes severos, los de Grado II, culmina uno de los objetivos prioritarios por los que nuestro sector estaba luchando, desde su cierre producido en el mes de agosto de 2013.

En definitiva, en el momento actual en el que nos encontramos, tanto las personas con un Grado III, como con un Grado II, que cumplan los requisitos establecidos en la mencionada orden, disfrutarán de estas ayudas económicas, hasta 715,05 euros y 426,12 euros respectivamente.

Esperamos que con esta medida, desaparezca el sufrimiento de muchas familias que no podían, por motivos económicos, aventurarse a ingresar a su familiar en un centro hasta que le tocaba la plaza pública.

.


catala

Síguenos en:

Suscríbete a nuestro canal en YouTubewhite-separatorSíguenos en Google+white-separatorSíguenos en Facebook



ARCHIVO