Google+

La seguridad en las residencias de ancianos.

medidas-seguridad-residencias-tercera-edad

Son muchos los factores a tener en cuenta a la hora de escoger y decantarnos por una residencia geriátrica u otra. Algunos, como es el factor de la ubicación de la misma, tienen un fuerte peso a la hora de decidirnos.

No obstante, existen otros factores no menos importantes y que deberíamos tener muy en cuenta a la hora de escoger.

Uno de ellos es la seguridad. ¿Qué medidas de seguridad se espera -por ley- que cumpla una residencia geriátrica?

Una residencia de ancianos, al igual que cualquier otro centro público o privado, es susceptible de sufrir una emergencia que suponga un riesgo para el bienestar de las personas.

Algunas de las amenazas para la seguridad más comunes son: incendio, fuga de gas, explosión, accidente con lesión grave, inundación, etcétera…

Si tenemos en cuenta que el bienestar y la integridad física de los residentes está en juego, la seguridad es una cuestión que debemos plantearnos y tener muy en cuenta.

Vamos a considerar a continuación qué medidas de seguridad debe, por ley, cumplir una residencia geriátrica y cómo debemos proceder a la hora de abordar este asunto.

PERMISOS DE ACTIVIDAD

El centro debe de disponer de los permisos necesarios otorgados por la comunidad autónoma para llevar a cabo la actividad. Estos documentos deben estar a disposición de cualquier usuario que los solicite.

PLAN DE AUTOPROTECCIÓN

El centro debe de contar con un Plan de Autoprotección, que es un instrumento dirigido al logro y fomento de la prevención y a la protección de las personas, los bienes, el medio ambiente y las actividades que se realizan en la residencia de la tercera edad de forma que permita prever una emergencia antes que ocurra y prevenirla disponiendo de los medios materiales y humanos necesarios, dentro de un límite de tiempo razonable, para que no llegue a desarrollarse o sus consecuencias negativas sean mínimas.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN Y EXTINCIÓN DE INCENDIOS

Dicho Plan de Autoprotección implica contar con diferentes medidas preventivas y de extinción de incendios. Entre las medidas preventivas se encuentran sensores de calor y gas y entre las medidas de extinción de incendios, el centro debe contar con los extintores adecuados y en la cantidad adecuada a las características y dimensiones del centro. Asímismo el centro debe incluir la señalética antiincendios en los lugares adecuados, indicando la localización de extintores, mangueras y vías de evacuación.

CONTRATOS DE MANTENIMIENTO

Con relación al uso de extintores, mangueras contraincendios y otros dispositivos de seguridad, deben existir contratos de mantenimiento regulares que garanticen el buen funcionamiento de los mismos. En el caso de los extintores las revisiones son anuales. Los certificados de mantenimiento y revisión de los extintores se pueden ver en los mismos impresos en etiquetas donde se especifica la fecha de la última revisión.

A LA HORA DE DECIDIRNOS

Si estamos buscando una residencia geriátrica adecuada, debemos asegurarnos de que la misma cumpla la ley con relación a las medidas de seguridad preventivas y de extinción y que, más allá del cumplimiento de la ley vigente, sea evidente que tienen muy en cuenta la seriedad del asunto.

Para ello no nos sintamos cortados a la hora de preguntar por las diferentes medidas de seguridad que tienen implementadas. Una respuesta adecuada será aquella que cumpla satisfactoriamente con los cuatro puntos supracitados anteriormente.

También es necesario que observemos las instalaciones y juzguemos por nosotros mismos aquello que veamos.

  • ¿Son instalaciones nuevas o antiguas?
  • En caso de ser una construcción antigua ¿están las instalaciones en buen estado y limpias?
  • ¿Hay extintores en todos los pasillos y están los mismos bien señalizados?
  • ¿Tienen el identificativo con la última fecha de revisión al día?
  • ¿Hay detectores de calor y humo en las instalaciones?
  • ¿Es fácil el acceso y la salida del centro o existe algún sistema que lo supervise y limite?
  • ¿Hay algún sistema para que el residente pueda comunicarse desde la habitación con los cuidadores?

Estas y otras preguntas similares deberíamos hacernos antes de decidirnos por una residencia geriátrica que garantice el bienestar y la protección de los residentes.

En RESIDENCIA SOL I NATURA nos tomamos la seguridad muy en serio. Nuestras instalaciones son nuevas y están construidas cumpliendo con las más estrictas medidas de seguridad europeas.

  • Nuestro centro pone a disposición de quien lo requiera los permisos otorgados por la Generalitat de Catalunya para llevar a cabo nuestra actividad.
  • Contamos con un Plan de Autoprotección definido a fin de prevenir primero los accidentes y para que, en caso de que lo hubiera, las consecuencias sean mínimas.
  • Contamos con diferentes medidas de prevención y extinción de incendios: extintores de diferentes clases, mangueras y puertas de evacuación correctamente señalizados. El centro dispone de detectores de calor y humo.
  • Todos los dispositivos contraincendios están sometidos a contrato de mantenimiento regulares para garantizar el buen funcionamiento de los mismos.

Además de estas medidas que por ley existe obligación de implementar en una residencia de ancianos, en RESIDENCIA SOL I NATURA hay implementadas otras medidas de seguridad preventivas como son:

  • Incluir barandillas en las camas para prevenir caídas de los residentes o, como ayudas técnicas, para facilitar los cambios posturales.
  • Las escaleras -que son un punto de peligro- se encuentran sus accesos protegidos mediante puertas con cerrojo.
  • También estamos dotados de un sistema de aviso de llamada en todas las salas de convivencia y en todas las habitaciones y baños del edificio, que permite a las personas usuarias ante cualquier incidencia activar una llamada de emergencia. El sistema está dotado de aviso de voz, que permite también intercambiar conversaciones entre el personal y personas residentes en todo el recinto de la residencia.
  • Contamos con un sistema de vídeo vigilancia, con cámaras de seguridad en las estancias principales de la residencia, y en los accesos al mismo, que, además están controlados con un sistema de huella digital, que imposibilita que accedan desde fuera o salgan desde su interior personas no autorizadas.

A la hora de elegir un centro geriátrico solemos tener en cuenta una serie de aspectos a los que damos más o menos importancia. Con frecuencia la ubicación es un factor determinante, como lo es también el aspecto y el estado de las instalaciones.

No obstante, bajo una mirada tan solo superficial, muchas instalaciones pueden parecer iguales cuando la realidad es que, si nos fijamos solo un poco, podemos descubrir auténticas diferencias abismales entre un centro y otro en lo relacionado con la seguridad de los residentes.

Por nuestra parte, tratemos de dejarlos en las mejores manos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catala

Síguenos en:

Suscríbete a nuestro canal en YouTubewhite-separatorSíguenos en Google+white-separatorSíguenos en Facebook